¿Cómo descubrir tu placer femenino cuando estás soltera?

Una de la formas más comunes de conocer el placer femenino es a través de la estimulación del clítoris, pero en este capullo existen puntos ocultos que tal vez solo descubras autoexplorándote.

El placer femenino es una zona mística a donde no todos llegan, y que a las mujeres nos cuesta conocer porque nos han metido en la cabeza que después del punto G lo que queda es el útero y la vejiga.

Sin embargo, hay estudios de la anatomía pélvica que sugieren la existencia de otros puntos erógenos en la mujer. De esos, puedes descubrir al menos 3 tú solita con ayuda de tus dedos o juguetes sexuales.

Acá los voy a exponer, y agregaré mi experiencia en el descubrimiento de ellos, pese a mis dedos cortos, porque no soy de usar mucho el juguete sexual. Empecemos por la base.

Placer femenino
Aprende a usar tus dedos y consigue tu placer femenino

¿Qué es el placer femenino?

Hay dos definiciones básicas que me encantó analizar.

1.»La culminación del placer sexual».

2.»Punto culminante o de mayor excitación sexual en las zonas erógenas o sexuales».

De estas dos definiciones del placer femenino, la segunda en la que más suena, pero le falta pimienta.

Veamos, ambas se refieren al placer obtenido desde la estimulación clitoriana, y aunque, no voy a menospreciar este hecho, pues es a mi me encanta despertarlo, pero hay que ponerle sazón al asunto porque en el sexo el placer que deja buen beso también cuenta. 

Una caricia atrevida y sublime en zonas jamás exploradas, que te erice hasta las pestañas, es un comodín ideal y el toque suave de los dedos se hace imperativo.

Ajá todo esto está bien, pero…

¿Cómo descubrir mi placer si estoy soltera?

Ahora sí, vámonos a fuego. Como te decía, tenemos puntos erógenos donde se encuentra nuestro placer femenino y no lleva a conocernos.

  1. Punto C

Es el punto de placer que se encuentra entre los labios superiores de la vulva, en la parte de arriba, y el centro del clítoris.

Descubrir este punto por sí solas es toda una experiencia religiosa porque al principio uno no sabe qué es lo que está tocando, pero las sensaciones no paran.

Los expertos recomiendan tener las piernas bien abiertas frente a un espejo para hallarlo.

En cambio yo me dejé llevar y no usé espejo, solo aceite de almendras, mi respiración e imaginación. Fui tocando lento y suave hasta que lo encontré.

Se siente como un corrientazo, la verdad es que como dicen los sexólogos, no es un placer durarero, pero deja sensaciones impredecibles.

Luego de estimularlo suavemente alrededor y en el centro, me ví en el espejo y lo noté agrandado y palpitando.

Placer femenino
Tenemos zonas erógenas ocultas donde duerme el placer femenino
  1. Punto A

Este punto se haya en la profundidad de la vulva.

Hay que introducir los dedos lo más profundo que se pueda y colocarlos hacía arriba como cuando quieres halar algo.

Luego, bajar y subir lento y suave evitando tropezar con las paredes vaginales.

Les cuento que sudé buscando este punto sola, pues apliqué un poquito de esfuerzo para aprender a manejar mis dedos en la profundidad.

Lo logré un par de horas después, y les digo que aquí sí se obtiene un placer duradero y dinámico, si pones a funcionar tus 5 sentidos en ese momento, sientes como especie de hormigueo en todo el cuerpo.

El orgasmo dura mucho más y sientes que aumenta la lubricación.

Los expertos recomiendan hacerlo con juguetes sexuales o dejar que lo haga la pareja para alcanzar el máximo nivel de éxtasis. Aunque, si estás sola no es impedimento, si yo pude, tú también.

  1. Punto U

Cuando leí cómo se estimulaba este punto no creí que pudiera hacerlo sola, ya que según los especialistas el uso de la lengua o la fricción con el pene es lo más recomendable para estimularlo.

Sin embargo, aquí usé al máximo mi imaginación e implementé la yema de mis dedos. Este punto se encuentra en la uretra por dónde sale la orina, por lo que es altamente sensible.

En pareja puedes ubicarlo mejor, pero también activas tu placer femenino aprendiendo a tocarte.

Para sentir placer en el punto U solo debes presionar levemente con la yema de tus dedos el centro y a los lados debajo del clítoris.

Debo destacar que el placer que se siente acá no es directamente en la vulva, si no que emerge como desde las piernas hacía arriba y la sensación es como cuando quieres orinar pero aguantas.

Hay otros puntos como el K y el V que sola no he logrado conseguir porque se ubica cerquita del cuello uterino, y para eso sí es mejor una pareja. Sin embargo, es divertido experimentar en otras zonas de tu cuerpo.

Placer femenino
El placer femenino va más allá de la estimulación clitoriana

Ejemplo: La curva de tu cintura, tus senos (incluye los pezones, pero no son los protagonistas) detrás de las orejas, la parte de atrás del cuello, la zona del ombligo, la parte media o baja de la espalda, o las caderas.

¿Y cómo estimulo esas zonas? Aprendiendo a acariciarte a ti misma, masajeando alguna de esas zonas. Solo tienes que activar tu imaginación.

En el libro, El buen sexo, de Carlos Prosser, hay párrafos dedicados al misticismo del placer femenino que vislumbran las infinitas posibilidades de la Mujer para elevarse en éxtasis. Yo descubrí que mis caderas me encienden a tal punto, que podría pasar horas estimulándolas con o sin pareja.

Justo ahí está la pimienta, el sabor que produce conocer tu cuerpo paso a paso hasta que gestiones tu placer. Quizás no veas la gloria, pero sí experimentarás sensaciones de placer que te harán sentir divina.

Pruébalo y después me cuentas 😉

4 comentarios en “¿Cómo descubrir tu placer femenino cuando estás soltera?”

  1. Hola Patty te felicito por todo el mensaje que aportas en tu contenido, tiene muchisima energia ademas que empodera a la mujer cuando sabe canalizar todo ese poder maravillosamente para su bien y no el de los demás, Luego nos sentamos a hablar de salud y belleza!…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
× ¡Conversemos!